Project Description

Mousse de fresas con gelatina de rosas

Tiempo total: 4 horas
Tiempo de preparación: 40 min
Raciones: 8
Dificultad: Normal

Ingredientes:

Para la gelatina de agua de rosas

  • 5 ml de agua de rosas

  • 100 ml de agua

  • 2 hojas de gelatina

Para la mousse de fresas

  • 600 g. de fresas

  • 200 g. de merengue suizo (110 g. de azúcar + 2 claras de huevo)

  • 6 hojas de gelatina

  • 500 g. de nata semimontada

¿Agua infusionada? ¿Pero eso que es? Lo máximo que conocía sobre el tema eran las manzanillas de toda la vida, un poleo menta tal vez, pero poca cosa más. El reto de este verano va a ser beber más agua, básicamente porque a lo de tableta de chocolate ya no llego, y tampoco es cuestión de dejar al verano sin retos, que eso no está bien.

El agua me da mucha pereza, no sé si será por su no-sabor, o porque no me acuerdo, pero como que pega más una cañita fresquita que un vaso de agua, por muy fresquito que esté. Eso sí, no hay nada como el agua para estar hidratado y a tope, así que dos son los litros de agua que tendré que beberme, o al menos litro y medio.

La primera vez que escuché lo de las aguas infusionadas fue en un taller con Marta, donde nos enseñaba de la mano de Bezoya cómo hacer aguas infusionadas o “saborizadas” para beber más y mejor. Y la verdad es que tiene su gracia! Me da que se van a poner de moda. Hoy os traigo dos muy chulas, una con pepino, hierbabuena y manzana verde, muy healthy, y la otra con mango y fresas, más afrutada y dulce. ¡Tu eliges!

Preparación:

La gelatina de Agua de Rosas

  1. Para la gelatina, muy fácil: Hidrata las hojas de gelatina y pon el agua a hervir. Cuando hierva, retira, añade las hojas de gelatina hidratada y el agua de rosas. Vierte una fina capa de gelatina en los moldes de silicona de corazón engrasados con un poco de aceite de girasol. Reserva en nevera.

La mousse de fresas

  1. Para la mousse de fresas, vamos a tener que hacer un merengue. Se trata de un merengue suizo, así que lo que vamos a hacer es batir en un cazo las claras con el azúcar. Lo llevaremos al fuego (fuego medio) y calentaremos sin dejar de remover hasta que llegue a 60 grados, o lo veamos tibio/caliente pero sin llegar a cuajar. En ese momento, lo pasamos a una máquina para montar o lo montamos con varillas eléctricas hasta que quede muy montado y haga picos largos, quedando consistente y brillante.
  2. Mientras se hace el merengue, trituramos todas las fresas hasta hacer un puré y lo colamos. De ese puré colado de fresas, cogemos más o menos una tercera parte y lo calentamos. Hidratamos las gelatinas de la mousse y la derretimos en la parte de fresa caliente. Una vez todo incorporado, vertemos la parte de puré caliente en el resto de puré de fresas y dejamos que enfríe un poco hasta que esté tibio.
  3. Una vez el merengue montado y el puré de fresas acabado, procedemos a hacer la mousse: En un bol amplio, mezclamos con espátula el puré de fresas con una parte de nata y otra de merengue. Vamos incorporando alternativamente las dos preparaciones hasta acabar. Deber quedar una mezcla aireada y con volumen. Si el color no es suficientemente rosa, podemos añadir unas gotas de colorante rojo al merengue.
  4. Sacamos los moldes con la gelatina ya cuajada de la nevera y ponemos encima de cada uno la mousse. No deben quedar huecos. Tapar con papel film y llevar unas 4 horas a la nevera hasta que cuaje

Notas:

  • Para asegurarte de que el corazón sale perfecto, congélalos una vez la mousse esté dentro y desmóldalos congelados.
  • Engrasa muy bien el molde, al menos si es la primera vez, con aceite de girasol y un papel absorbente o un pincel de silicona.
  • Ya sabes, puedes cambiar fresas por frambuesas o por otra fruta hecha puré, imaginación! ?
  • Cuidado con la nata! Se monta rápido y tiene que estar muy fría!

A disfrutar,

Fabián

Acompáñame en esta nueva aventura. ¡Únete ahora y no te pierdas nada!

¡SUSCRÍBETE!