Project Description

Gofres fáciles cómo prepararlos

Gofres frío y caliente

Tiempo de preparación: 90 minutos
Tiempo de cocinado: 15 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes:


– 250 gr de harina
– 25 gr de levadura fresca
– 125 gr de azúcar (mejor si es perlado, pero puede ser normal)
– 200 ml de leche
– 100 gr de mantequilla
– 1 pizca de sal
– 2 huevos
– Chocolate para fundir
– Vuestro helado favorito

La verdad es que ya no me aclaro. Un día me levanto y hace frío, saco el jersey, me pongo el abrigo y al mediodía me arrepiento porque me acabo asando como un pollo. ¡Este tiempo es de locos! Y al final, uno acaba dudando entre poner el aire acondicionado o el calefactor. La verdad es que yo ya no tengo ese problema, me enviaron el Dyson Pure Hot+Cool Link para que lo probase (os dejo el link para que lo veáis porque mola mil) y puedo regular la temperatura en un solo aparato y encima purificar el aire -que en Madrid ya hace falta con tanta contaminación-. Sabéis lo que me gusta probar nuevas tecnologías y si encima lo facilitan todo con un click, se merecen un aplauso.

Por eso, pensando en este tiempo y en las dudas que nos surgen (comer sopa o un gazpacho) se me ocurrió hacer una receta perfecta para cuando el tiempo está indeciso: Gofres con chocolate caliente y helado. Un gigante de los clásicos que tenéis que aprender a hacer sí o sí 😛 Perfecto para cualquier momento, día y estación. ¿Os apuntáis?

Preparación:

1. Calentamos un cazo a fuego medio con la mantequilla y la leche (reservamos un vaso pequeño) sin que llegue a hervir. Una vez todo bien integrado, retiramos y dejamos reposar.

2. Cuando esté menos caliente, añadimos las yemas de huevo una por una y mezclamos.

3. Disolvemos en el vasito de leche que habíamos reservado la levadura fresca y, en un bol mediano, incorporamos la harina. Hacemos un hueco en el centro y añadimos la mezcla anterior (yemas, leche y mantequilla), el azúcar (si es normal) y la leche con levadura.

4. Cubrimos la masa con un trapo y dejamos reposar durante aproximadamente 40 minutos hasta que quede bien esponjosa y haya doblado su volumen.

5. Si en lugar de azúcar normal habéis utilizado azúcar perlado, debe añadirse en esta parte e integrarse por toda la masa de manera uniforme. Si habéis usado azúcar normal, con una cuchara de palo y mucho cuidado, habrá que “desgasificar” la masa -es decir, quitarle el exceso de gas provocado por la levadura- y añadir las claras de huevo montadas a punto de nieve.

6. Ahora, necesitaréis una gofrera. Dependiendo de las placas (si son más o menos antiadherentes) podéis engrasarlas con un trocito de papel (para evitar excesos) con mantequilla o aceite de girasol. Ahora viene lo mejor: añadir la masa, dejar unos minutos y ¡magia! Gofres recién hechos que huelen a paraíso.

7. Por último, si queréis comerlos como os propongo, tenéis que fundir chocolate, repartirlo por la gofre y añadir una bolita de helado. Mi consejo: con esta masa salen unos 8-9 gofres ¡tenedlo en cuenta porque volarán! 😛

Acompáñame en esta nueva aventura. ¡Únete ahora y no te pierdas nada!

¡SUSCRÍBETE!