¡Feliz año nuevo!

Bueno, pues parecía que el banquete no iba a parar nunca, que sólo comeríamos y beberíamos hasta reventar y que esta burbuja duraría más que las de Freixenet, pero no. Se ha acabado. Queda oficialmente clausurada la navidad. Y, para quien se haya atragantado, la cosa no acaba aquí, porque yo me he quedado con hambre y vengo con ganas de comerme el 2016, sin patatas ni nada, entero y a bocados.

Este 2015 ha sido un año difícil en lo personal, lleno de cosas que me gustaría olvidar y de otras que será difícil llevar en mi memoria. Es por eso que muchas veces el inicio de año es más una excusa para “resetear” ese reloj que todos llevamos y que nos ayuda a seguir adelante.

Las fiestas, en mi caso, han sabido a turrones, luces de navidad y a mar. Mucho mar. He pasado el final de mi 2015 en mi isla favorita (¿se puede acabar mejor el año y decirle hola al nuevo?) y luego he venido al centro de Andalucía a que los reyes se portasen bien conmigo. Ahora ya toca vuelta a la normalidad, a la rutina y al día a día, y no hay cosa que más me guste.

Dicen que todo hay que tomarlo con moderación, y que los excesos no son buenos, y estas navidades estoy seguro de que más de uno nos hemos pasado con el bucle de comidas familiares y cervezas que se retroalimentan. Por ello, me agradecerás la receta que te traigo hoy, aunque no soy muy fan de los detox porque no están 100% demostrados, este es diferente. El batido DETOX. Un batido para desintoxicarte de las navidades. De los polvorones, pero también de las luces, de las jaranas y de los villancicos. En mi caso, con los mejores ingredientes, casi todos cogidos de la huerta de mis tíos, en Córdoba, y un ingrediente especial. Tenía que ser detox así que de azúcar nada de nada. He optado por la sucralosa, que sabe exactamente igual que el azúcar, pero sin calorías 🙂

Disfrutadla.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 naranjas
  • 2 trozos pequeños de jengibre (2 dados pelados)
  • 1/2 rama de apio
  • 1 mango
  • 1/4 de piña
  • 1/4 de pomelo
  • 6 gotas de Sucralosa Huxol

Además de desintoxicante, este batido está riquísimo, suave y muy recomendable.

¡Nos vemos pronto!